domingo, 27 de septiembre de 2009

Nuevo artículo de mi contrato de puta sumisa

Artº ___.- Cuando haya alguna duda sobre qué hacer o no hacer, yo siempre reconoceré que tú, mi Amo, tienes toda la razón, aunque yo sepa que no la tienes. Entre nosotros no habrá discusión alguna porque yo siempre estaré equivocada y tendré que reconocerlo y pedirte perdón por equivocarme, aunque no esté equivocada. Y luego te daré la razón. Aunque no la tengas. Y además todas las noches te pediré perdón, de rodillas, por algo que yo haya podido hacer o molestarte, aunque no sepa qué es lo que he hecho. Pero lo haré. Te pediré perdón todas las noches sin saber qué he hecho mal, porque es seguro que algo he tenido que hacer mal.

No hay comentarios: