domingo, 18 de octubre de 2009

Mis doce uvas de Año Nuevo

Pronto llegarán las Navidades y tú y yo, mi Amo, celebraremos la Nochevieja como siempre hacemos: Tú te comerás las doce uvas y yo besaré doce veces el látigo con el que me haces tan feliz. Así nos recordaremos mutuamente que soy soy tu sumisa, que te amo por encima de todo y tú recordarás que eres mi Amo.

Porque no le tengo miedo al futuro, pero si a que se te olvide que lo eres, que un día ya no te acuerdes de que eres mi Amo, mi amor, mi pasión y mi vida, y que dejes de quererme, de azotarme, de dominarme y de hacerme cada día más puta.

Ese es mi miedo real porque los demás miedos de la vida son para mí anécdotas, pues mi única ambición en esta vida es ser cada día más sumisa, entregarme más a ti y amarte como jamás te han amado. Mi amor y sumisión a tu voluntad hará que olvides a las demás mujeres que ha habido en tu vida y que sólo puedes vivir en mí, conmigo, deseando que me someta más a tus caprichos. Sé que lo conseguiré. Mi felicidad depende de ello. Y entonces serás mío, mi Amo.

2 comentarios:

alexia {All} dijo...

Hermosa entrada nada como comenzar el año nuevo con El Amo de nuestra entrega y si te soy sincera todas deseamos hacer olvidar a nuestro Amo a sus anteriores sumisas, yo particularmente lo deseaba...ahora se que gracias a todas ellas le tengo a el y yo he aprendido a sentirme merecedora de su valiosa Dominación sobre mi humilde persona.
Hace ya un tiempo comprendí que soy lo que el quiera sacar de mi, porque libremente le pertenezco...Te admiro y respeto por tu entrega y me gusta leerme en tus letras, un besito y respetos a tu dueño.

Amo A. dijo...

Siento decepcionarte Alexia, pero el texto no es de una sumisa actual, sino de una que he tenido y que ya no está. Este blog es de un Amo que ahora mismo no tiene sumisa. Lo pone en el perfil, pero de todas formas agradezco tu comentario.
Dale recuerdos a tu Amo