miércoles, 3 de febrero de 2010

Puta y zorra con pepino

Cuando he llegado a casa he visto que estabas cara a la pared, con las rodillas separadas, la espalda recta y la cabeza bien alta. Sueles ponerte así cuando quieres recibirme como es debido, es decir, cuando quieres que te castigue porque sí, porque nos apetece, aunque no haya motivo alguno.

Eres tan zorra y tan perra que te excita que lo haga sin causa, sin motivo y sin tener que justificarme. Tú mismo lo pusiste en el contrato. Y eso hago. Eso hacemos, aunque en realidad eres tú la que me provocas con esas posturas cuando me esperas en la puerta de la casa con la boca abierta para que me folle tu boca o cuando te pones desnuda cara a la pared, como he visto que has hecho al llegar a casa.

Así que te he dicho que te metas el pepino en tu coño y lo aguantes con la presión de los labios de tu coño, sin que se te caiga. Debes aguantarlo mientras cuentas de 1 a 10. Y eso has hecho, pero al llegar al 4 se te ha caído al suelo, se te ha resbalado porque la situación te produce tanto placer que tienes el coño mojado y el pepino se resbala. Así que te he dicho que tú misma te des 10 azotes en una nalga con el cepillo de pelo y lo has hecho entusiasmada, cantando los números y dándome las gracias.

Uno, gracias, mi Amo. Dos, gracias, mi Amo. Tres, gracias, mi Amo. Y así hasta diez. Y luego has vuelto a meterte el pepino en tu coño de puta zorra que está mojado, muy mojado, porque veo que te caen los jugos por los muslos.. Y has vuelto a apretar el pepino con los labios de tu coño, pero no has podido aguantar más de 5 segundos porque se te ha vuelto a caer.

Y has tenido que volver a azotarte el culo, pero esta vez en la otra nalga. Y vuelta a empezar, a apretar el pepino con tu coño para que no se te caiga, en una tarea que parece imposible porque gozas tanto, eres tan sumisa, tan puta y zorra que tu coño chorrea y el pepino se resbala. No hay forma de que lo aguantes, aunque me imagino que aunque tuvieras el coño seco, lo dejarías caer adrede para poder recibir los azotes. Te gusta hacerme gozar al verte a ti gozar con el dolor, con el placentero dolor que te moja tu coño de perra. 

1 comentario:

srx dijo...

interesante... muy bien!