jueves, 18 de febrero de 2010

Tu vocación de puta zorra

Ya no estás, pero te añoro y echo de menos. Todavía recuerdo cuando me esperabas en la puerta de casa, de rodillas y con la boca abierta, para que nada más abrirla, te encontrara allí y metiera mi polla en tu boca.
- Fóllame la boca, mi Amo -me decías balbuceando.

Y yo te cogía del pelo y te follaba la boca hasta que me corría y te caía el semen por la cara. No lo olvido. O cuando me esperabas desnuda a cuatro patas, moviendo el culo en círculos como una perrita en celo y ofreciéndote para que te usara. para que te use como mi puta, mi zorra, mi perra y mi guarra. Porque te gustaba y gusta, que te diga palabras guarras, que te diga lo puta y zorra que eres y que te haga sentirte como tal, como mi perra en celo, esperando una caricia, un mimo o un azote en tu culo de puta zorra.

Porque también sabes provocarme y eso hacía y haces, cuando te pones delante de mí a cuatro patas con la correa de mis pantalones en tu grupa. Ofreciéndomela para que te azote el culo, aunque antes de hacerlo meto mis dedos en tu coño y lo noto mojado, muy mojado. Estás excitada, mojada y perra, muy perra.
- Azótame, cabrón - me espetas insolente buscando que me enfade y sea duro.

Y te azoto tu culo de perra mientras tu gimes, te contoneas, mueves el culo y me suplicas que te dé más duro, más fuerte.
- Pareces una nena azotando -me reprochas, mientras vuelves tu cara para mirarme.

Y entonces te cojo de la cintura, te levanto y te dejo sentada a mi lado, mientras leo el periódico, porque el mayor castigo para ti no es azotarte, sino no hacerlo. No hacerte caso. Tratarte como una chica cualquiera, cuando tu deseo y tu vocación es ser una puta zorra.

3 comentarios:

Sumisa Novata dijo...

:)... si ese es el peor castigo .... que te ignoren

Sumisa Novata dijo...

Me hace gracia como ella le aguijoneaba y buscaba enfadarlo para conseguri unos azotitos en el culo

Amo A. dijo...

Es cierto. No hay mayor castigo que la indiferencia.
Un beso.