miércoles, 5 de mayo de 2010

Lo sabes: eres puta, zorra, perra...

Eres mi zorra, mi puta, mi perra. Lo sabes. Lo sabes cuando te vistes provocativa, con minifalda para enseñar la braga o tu coñito depilado a la brasileña. Lo sabes cuando me traes el periódico a cuatro patas y te das la vuelta para ofrecerme tu culo y los labios de tu coño mojado que te aparecen entre ellos.

Lo sabes cuando te metes debajo de la mesa mientras come y me das besitos en los cojones, en los huevos y me dices que eres mí, mi perra mi zorra, mi puta. Lo sabes cuando tú misma te acuestas por la noche en la alfombra, con los pezones atrapados en la pinzas y en la cadena que dejas junto a mí por si me despierto y necesito usarte.

Lo sabes cuando me miras a los ojos y me suplicas con ellos que te use, que te despoje de tu voluntad porqu sólo quieres ser un juguete en mis manos, una muñeca, un cuerpo desprovisto de personalidad que sólo sirve para ser usada, porque dar placer, para que los demás ser sirvan de él.

Lo sabes cuando te digo que voy a entregarte a otros para disfrutar de mi posesión, para presumir de puta, de perra, de esclava y tú asientes y te desnudas para darme a entender que esres mía, que tu cuerpo me pertenece, que tu mente sólo piensa lo que yo quiero que piensa y que tu máxima aspiración en esta vida es darme placer y servirme. Ser el objeto del placer de los demás.

No hay comentarios: