viernes, 12 de agosto de 2011

De las obligaciones de mi Amo

ArtºXX.- Tú, mi Amo A. tendrás la obligación de castigarme todos los días al menos una vez, y aunque no haya motivo, con el fin de mantenerme en permanente estado de atención y disciplina, además de recordarme con ello que tu poder sobre mí no está supeditado a norma alguna y que puedes castigarme sin tener que dar ninguna explicación, ni justificarte. Todos los días tendrás pues que castigarme mediante azotes, bofetadas u otros medios que consideres oportunos.

Artº XX.- Tú, mi Amo, A., tendrás la obligación de cuidar de mis sentimientos procurando no aplicarme todo aquel castigo o acto de sumisión o humillación, para los que no esté madura, ni psicológica mente preparada. Te cuidarás de mi salud mental y de no destrozarme patológicamente con algún acto para el que todavía no esté preparada.


ArtºXXX. Tú, mi Amo A., te comprometes a que todo el semen de tus cojones sea para mí, y que todo él irá a mi coño, mis tetas, mi cara o mi boca sin que se pierda ni una sola gota. Todo tu semen, hasta la última gota, será para mí.

ArtºXXX. Tu mi Amo, tendrás la obligación de follarte mi boca en cuanto llegues a casa. Para tal fin, cuando vayas a venir me darás una llamada perdida y yo te esperaré desnuda en la puerta de casa, de rodillas y con las manos en la espalda y la boca bien abierta. Para que en cuanto entres puedas cogerme de la cabeza, meter tu polla en mi boca y follártela hasta que te corras y tu deliciosa leche resvbale por la comisura de mis labios.


Artº XXX. Tu, mi Amo A, tendrás la obligación de amarme, mimarme y cuidarme, preocupándote de que mi entrega sea para mi un verdadero placer, que goce con tus azotes, con tus deliciosas humillaciones y mi libre y deseado emputecimiento. Sino es así, te lo haré saber de una forma educada. Aunque me consta que no hará falta porque sé que tu placer es ver que yo lo tengo y si yo no gozo con tus castigos y dominación, tú tampoco lo haces. Tu placer es ver que yo lo tengo al tratarme como tu más sumisa y puta zorra.

1 comentario:

El Señor de la Mansión dijo...

Hummm.... no sé yo quién sale ganando más con tales obligaciones.

Seguiré por aquí, paseando de vez en cuando...

Un saludo desde La Luz.