viernes, 22 de octubre de 2010

Porque has nacido para se perra

Te quiero entera, hasta el último poro de tu piel por el que traspiras el placer de tu excitación al sentirte puta, sumisa y usada. Porque has nacido para ser mía, para ser expuesta, exhibida, ofrecida y marcada como de mi propiedad.

Marcada con mi símbolo en tu culo de perra para que cuando lo vea en tu nalga mientras te ofreces a cuatro patas, no se me olvide que he de hacer contigo mi capricho pues el destino de tu vida es procurarme placer, hacerme gozar y disfrutar tú al verme correrme de gusto al sentirte mía, doblegada, humillada y feliz.

Muy feliz, porqué por fin has encontrado lo que buscabas, el sentido de tu vida, la verdad de tu existencia: ser mi puta, mi perra y mi zorra permanentemente excitada, salida y en celo.

Dispuesta para ser follada por mí; dispuesta para ser usada, para ser un instrumento del placer de los demás porque ese ha de ser y es tu placer: ver que los demás gozamos al usar tu cuerpo, al servirnos de tu coño, culo, boca y tetas para disfrutar y gozar.

Tus tetas son mías, tu coño es mío, tu culo es mío y tus pensamientos también lo son, porque sólo piensas en sentirte perra, zorra y puta. Sólo tienes voluntad para entregarte y suplicar que te emputezca, que te haga cada día más zorra y que tu emputecimiento no tenga límites. Y en eso estamos, mi zorra. En eso nos esforzamos día a día, tú y yo, para conseguir que por fin seas feliz al sentirte propiedad de los demás, al perder tu voluntad y empezar a vivir una vida que ya no te pertenece porque es mía.
Porque tú eres mía.

No hay comentarios: