lunes, 29 de noviembre de 2010

Para que te folles mi boca

Sí, mi Amo. Soy inmensamente feliz cuando me usas y te la follas, cuando me follas la boca, es cuando gozo de verdad porque me siento usada por ti a tu antojo con la profundidad y al ritmo que tu prefieres. Cuando me usas y te sirves de mí para tu placer; cuando me usas como tu objeto de placer, como tu puta.
Esta mañana he escrito 50 veces en un papel "soy tu puta" y no sólo para mentalizarme yo de que lo soy ( pues no lo necesito pues es lo único en esta vida que tengo claro), sino para que tú, al leerlo, te mentalices de una vez y obres en consecuencia. Te lo he dejado sobre la mesa tras servirte el desayuno. Por iniciativa mía.
Para que me trates como tu puta y me uses para tu placer. Y lo he hecho adrede y mal, para que te des cuenta, porque después de leerlo me has dicho que me he torcido en dos líneas y me has castigado a follarte mi boca; un castigo que me merezco por puta, por no haber escrito bien "soy tu puta" y porque me lo he buscado. A posta. Adrede. Sabiendo conscientemente lo que hacía para que me castigaras. Porque soy una puta; tu puta. A ver si te enteras.

1 comentario:

PanteraAzul dijo...

No sabes lo deliciosos que me paercen tus post, poder tener una puta asi para usar al antojo de uno, debe ser maravilloso, en lo personal te disfruto mucho.

Saludos