lunes, 13 de diciembre de 2010

La marca de mi Amo

Ya no estás, pero todavía te recuerdo; todavía recuerdo cuando hablábamos y tú me decías qué es lo que más ilusión te hacía:

Quiero que me tatues en el culo, en tu culo para llevar tu marca en la nalga. Que me lleves a un profesional de los tatuajes para que me marque en la nalga derecha tu logo, tu signo, las letras AA de Amo Antonio que marcarán tu propiedad. Quiero lucirme con ella, que todos los que la vean sepan que soy tuya. Porque soy tuya, exclusivamente tuya, de tu propiedad y por eso piuedes hacer conmigo lo que quieras y entregarme a otros para que me usen y disfruten, para que vean tu marca y sepan que soy tuya.
Los dos lo sabemos y los dos lo vivimos así. Y cuando esté marcada me llevarás a una playa nudista para exhibirme, para que todos me vean marcada con tu signo, para que todos sepan que te pertenezco.

Y cuando me entregues a otros machos, mujeres o parejas para que ejerza de puta, pueda presumir presumir de puta, del exclusivo poder que tienes sobre ti, porque ellos verán tu marca y sabrán que aunque me follen, y usen, lo hacen porque ese es tu placer. El de los dos.



- Aunque esté con uno, dos, tres o con los que sean, siempre sera para tu placer, siempre será
para que tú seas feliz, porque mi mente y mi cuerpo, aunque lo usen otros hombres es tuyo. No lo olvides nunca.

Eso me dijiste cuando te conocí y te hice redactar el contrato que tú misma fuiste perfilando añadiendo artículos. Tú misma decidiste concederme ese poder sobre ti, ese poder de ser tu chulo y que tú seas de verdad mi puta. Salió de ti misma, de tu sentimiento de puta zora, de perra salida. Y me emocioné.

No hay comentarios: