domingo, 30 de enero de 2011

La chica sumisa y su marido consentidor (I)

Tenías dudas. Eso me dijiste. Fantaseabas con ser una sumisa zorra, puta y perra, pero tenías miedo de fracasar, de no poder soportarlo. Me llamó tu marido al teléfono y me dijo que su mujer era sumisa, y que quería emputecerla un poco porque él también era algo sumiso y quería verla emputecida con otro macho. Le dije que sí, pero quería antes hablar con ella. Nos escribimos.

Me contó sus fantasías, la de estar como una perra salida al servicio de los demás para ser usada, manoseada y estar siempre abierta para el uso y disfrute de los demás, porque "mi placer es ver que los demás lo tienen al usarme". Eso me dijiste. No tenías experiencias. Habíais acudido a un club swinger de Murcia, ubicado en la carretera de Santomera que se llama el 7º Cielo, pero no habías hecho nada. Os habías quedado en la barra sin entrar a más. Cuando alguna pareja o chico se os acercaba o la relacione públicas del local os presentaba a alguien, vosotros contestabais amablemente, pero sin mucho interés. Tenías curiosidad y ganas, pero también temor.

Quizás por eso tu marido me llamó a mí. No lo sé, pero tras darme tu correo me escribí contigo y hablamos. Me contaste tus fantasías y quedamos para vernos en un hotel de Murcia. Yo hablé con tu marido y también supe lo que quería. Le iba sentirse cornudo consentido, pero que no lo humillarán ni se lo dijeran. Sólo sentirse. Saber que lo era, pero para sí mismo. Así que dejamos al lado los cuernos, la humillación y lo enfocamos por el lado vainilla de los cuernos. Porque hay muchos hombres que les gusta sentirse cornudo, pero nada más. Sin sumisión, ni humillación. Me dijiste que lo querías así y lo acepté. Me pareció muy sensato. Además erías personas adultas, pero educadas y cultas. Y quedamos en un hotel.

Cuando llegué a la habitación ella estaba a cuatro patas, con la falda levantada y ofreciendo el culo hacia la puerta, de tal forma que lo primero que vi fue su culo con tanga. Un culo protuberante y duro, que le aparecía muy hermoso con el tanga. Tú estabas sentado y te levantaste para saludarme y darme la bienvenida con un apretón de manos. Ya habíamos hablado, sabías los que tenías y querías hacer. Así que levantaste a tu mujer y vi que llevaba una fusta en la boca atrapada entre sus dientes.


Y allí se quedó de rodillas con la fusta en la boca, hasta que le cogiste las tetas por debajo y las levantaste para ofrecérmelas. Me gusto ese detalle porque no estaba previsto. Y luego la fuiste desnudando para mí, quitándole la blusa, el sujetador y dejándola solo con el tanga, el liguero y las medidas con zapatos de alto y fino tacón.
Volviste a cogerle las tetas y a ofrecérmelas.
- Toma, chúpalas que estas tetas de la puta son tuyas. Díselo, cariño, dile a tu Amo que son de él.
- Si Amo, son tuyas para que las chupes, las lamas, las muerdas o les pongas tus anillos -me dijiste tú excitada.

Y luego tu marido te fue quitando el resto de la ropa, te desvestía para que yo pudiera gozarte y usarte a mi antojo y capricho. De eso se trataba. Él mismo te ató las manos a la cama y te dejó allí ofrecida, expuesta y abierta para ser usada por mí. Te miré y vi que gozabas, que te excitaba estar atada, que era lo que deseabas, pero no. Yo no quería ataduras. Quería que te sintieras puta, perra y zorra sin estar atada. Estando libre. Que te ofrecieras siendo libre como eras, de forma voluntaria. Y te desaté, y tú te quedaste allí en la misma postura. De eso se trataba. De que tu entrega fuera libre.
- No me desates, Amo, por favor. Sé que soy libre, pero me excita más estar atada, indefensa.

Así que te volví a atar, me desnudé, me eche sobre la cama a tu lado y te besé, mientras tocaba tus tetas, te sobaba todo el cuerpo, mientras tu marido se arrodillaba junto a la cama y te lamía el coño para excitarte.
- ¿Te gusta que tu marido te lama para que estés más mojada para mi y pueda follarte mejor?
- Si, Amo, pero ya estaba mojada cuando venía hacia aquí en el coche. Ahora estoy superexcitada. Necesito que me folles, por favor.

Todavía no, te dije. Tu marido todavía tenía que lamerte el coño bien lamido para prepararte para mí, para excitarte y que yo pudiera follarte mejor. Y cuando vi por tus gestos, por la pasión de tus besos que te ibas a correr, me levanté, te desaté, me quité la correa, te di la vuelta y te dejé con el culo a la vista.
- Sí, Amo, azota a tu zorra, por favor. Te lo suplico.

Y te azoté el culo sin mucha fuerza pues eras nueva y no quería lastimarte, pero tu me pedite que te diera más fuerte y eso fui haciendo.
- Más fuerte, Amo, no tengas miedo, te lo suplico.

Y eso hice, pero cuando vi que estaba rojo dejé la correa y te di la vuelta. El lugar que había ocupado tu coño en la sábana estaba mojado, te habías corrido mientras te azotaba el culo. Así que te puse a cuatro patas y cogí un condón para ponérmelo, pero tu marido me paró, me lo quitó de las manos, me dijo que siguiera contigo y cuando estaba detrás de ti me lo puso en la polla.
- Gracias -me dijo mientras te cogía los glúteos para abrírtelos para mí y ofrecerte para que te follara.

Y te metí la polla en el coño para follarte como una zorra, como la puta que eras y querías ser. Como una perra salida.
- Fóllame, Amo. No tengas piedad. Quiero notar tu polla hasta en mi útero -me suplicabas, mientras tu marido se puso debajo de ti y comenzó a lamerte el coño que yo me follaba, sin que pudiera evitar que alguna lamida me diera a mi en la polla. No soy homosexual, pero no me importó que él lo hiciera por lo que significa, por el morbo del momento. Así que me corrí cuando vi que tú ya lo había hecho varias veces, porque eres multiorgásmica, como buena puta.

(Continuará)

6 comentarios:

Larme dijo...

Reconocimiento en mi blog por los buenos ratos que paso en este blog, disfrutando de los escritos.

http://www.coupdefouet.blogspot.com/

Amo A. dijo...

Gracias por tu reconocimiento. Tu blog me encanta.

net{LL} dijo...

muy buen sitio ;)

Amo A. dijo...

Gracias. A mí también me gusta el tuyo. Recuerdos a tu Ama de mi parte.

IVAN❤ⓛⓞⓥⓔ♀ dijo...

ME GUSTA SU BLOG, Y SUS FOTOS,
VISITEN EL MIO:
http://ivandevalencia2.blogspot.com
PODEMOS INTERCAMBIAR ENLACES,
SALUDOS...

Amo A. dijo...

Gracias, Ivan. El tuyo también está bien.