lunes, 18 de abril de 2011

Un culo siempre ofrecido



"Te debo el estar satisfecho porque te veo sumisa y que has elegido esa sumisión. Pero es preciso que yo ejerza esta sumisión, que la exija de tu boca, de tus manos, de tus pies y sobre todo de tu grupa, porque eres y debes ser ante todo un culo, perpetuamente ofrecido al látigo.
- ¿Lo recordarás?
- Sí, recordaré que no soy más que un culo y que no debo pensar, ni ver, ni hablar, ni sentir más que por él.

Beacul - S.G. Clo'zen (Sinónimo de la autora) Editorial Tusquets.


2 comentarios:

Sweet dijo...

Me quedaré con las "casi" tres primeras líneas...
Un gusto, siempre, pasar.

Amo A. dijo...

Son los textos de un libro 4escrito por una mujer, bajo pseudónimo. La verdad es que el libro es fuerte, sólo es para iniciadas. Pero está muy bien para las que han dado un paso más allá de la razón.