martes, 5 de abril de 2011

Un objeto sexual, para el placer de los demás..



"Anoche me hubiera gustado hablar por el messenger contigo, estuve muy excitada todo el día y tuve que hacer un gran esfuerzo para no masturbarme. Hoy estoy igual, no sé que me pasa, me gustaría poder correrme ahora en el trabajo. No necesito tocarme, es suficiente concentrarme un poco. Los vaqueros ajustados que llevo y el tanga harían el resto....me puedo correr aquí, sentada en mi sillón.

Ha sido muy rápido, me fui al baño y me desnudé, me llevé unas bolas chinas que tengo. Sólo me metí una y la otra rozaba mi clítoris. Estaba sentada con las piernas abiertas y un poco recostada contra la pared y en seguida he notado que iba a correrme. Llevaba solo unos segundos acariciándome, me había dejado el tanga puesto por que eso me pone mas caliente. Me he puesto las pinzas en los pezones y me he corrido inmediatamente....Lo único que me ha dado tiempo a pensar es en lo que me habías dicho que era: Un objeto sexual, para el placer de los demás..

He tenido que dejar de escribir, para volverlo a hacer, ahora ha sido más intenso que antes..

No hay comentarios: