lunes, 15 de agosto de 2011

Te lo suplico: quiero ser tu puta zorra

Yo si que te adoro Antonio, te adoro porque eres dulce , eres tierno, me das cariño, me excitas, me provocas, me haces mujer, hembra, puta, zorra, me siento plena. Hazme una buena perra, sientete orgulloso de la perra que tienes aquí, vuélveme loca. Lo deseo, deseo ser una loca gata encelada de mi amo, que mi voluntad sea la tuya, porque asi me sentire unida siempre a ti.

Porque te amo sin preguntarte, sin pedirte nada a cambio, sin esperar nada de ti. Porque mi amor por ti no tiene límites y es absoluto, total. Ya no dudo. No tengo ninguna duda y he comprendido cuánto te amo, cuánto te necesito y que nada tiene sentido si no estás tú.

Porque te quiero, amor mío. Te amo con una intensidad que aún me parece poco. Porque quiero más. Quiero que me lleves a un lugar en el que sólo existas tú, en el que pueda amarte sin miedos, sin complejos, sin rémoras. Un lugar en el que tú gobiernes y reines y yo me dedique exclusivamente a amarte, servirte y darte placer por completo. Sin miedo, sin pudor, sin trabas.

Un amor total y absoluto y sin límites. Quiero ser tu puta perra entregada porque mi libertad te la he entregado para que la liberes. Quiero que me emputezcas hasta que llegue un límite en el que yo misma te suplique de rodillas que lo hagas más, que me parece poco.


Porque te quiero amor mío y sé que esto es sólo el principio, que todavía puedo amarte más. Y esto loca porque me lleves a esa locura en la que ser tu puta zorra, tu perra y el exclusivo objeto de tu placer sea para mi el paraíso que sí existe, lo conozco y sé que está en emputecerme cada día más por ti. Para ti.
Te quiero, amor mío.

Tu puta perra sumisa.

No hay comentarios: