martes, 19 de junio de 2012

Beacul acata con humildad


- Si lo deseas intensamente, Madame Augusta te alojará aquí, en reclusión total, con objeto de llevar tu iniciación a su cumplimiento.
- Le imploro que me deje en manos de Madame Augusta.
- Gilbert me ha confiado órdenes muy precisas; tendrás que acatarlas escrupulosamente.
- Las acataré con humildad.
- Mañana por la mañana, cuando despiertes, solicitarás un castigo, después del cual Madame Augusta te comunicará el reglamento, que irá perfeccionándose según tu evolución diaria. ¿Te parece bien?
- Le oiré informando a medida que progrese.

En cuanto me despierto, me arrodillo junto a mi camastro y solicito con insistencia que me abofeteen. Entonces, Madame Augusta me inflige seis pares de enérgicas bofetadas, pero no brutales. Las recibo con los ojos cerrados y las mejillas hinchadas.

Beacul – S.G. Clo'zen (seudónimo de mujer) Colección "La Sonrisa vertical" – TusQuets editores.

No hay comentarios: