martes, 28 de agosto de 2012

Mi sumisión me da la vida

No se puede luchar contra la naturaleza y la naturaleza que es muy sabía me ha hecho tu sumisa para amarte de por vida y entregarme a ti sin condición alguna. Soy tu sumisa, aún sin conocerte, y lo seré mientras viva, porque yo he nacido para serlo, es la verdad de mi vida, lo que le da sentido.

Y sin ti voy a oscuras, sin mi sumisión a ti no soy yo y me convierto en una zombi que busca la luz, su sentido, el sentido a su existencia que eres tú, al entregarme a ti para amarte y adorarte sin límites, sin barreras. Para ser tu puta zorra, tu puta perra, el animal que usas a tu antojo y te lo follas cuando te apetece. Porque ha nacido para eso: para ser usada por ti, para ser el instrumento de tu placer, para servirte y servir a quien tú quieras como un objeto que está las 24 horas dedicado en exclusiva al placer de los demás.

Porque tú me das la libertad al amarrarme a ti, me das la vida al obligarme a tus deseos, me haces libre al someterme y me das la libertad de entregarme para perderme en ti y hacer que tu voluntad sea la mía. Ser tuya y amarte es lo que me hace vivir, lo que me da la vida, y por eso te necesito, necesito entregarme a ti para vivir, para ser libre, para amarte, porque sin ti nada tiene sentido. Nada. Necesito ser libre al hacerme tu esclava, necesito que tus caprichos sean mis leyes y te suplico que tus deseos sean mis mandamientos.

No hay comentarios: