miércoles, 1 de agosto de 2012

Quiero que cada centímetro de mi piel esté dedicado a tu placer

Quiero entregarme a ti  por completo, mi Amo,  para que no quede ni un solo lugar de mi cuerpo y de mi mente que no esté escrito por ti, que tú no hayas revisado y dado el Vº Bº. Quiero ser tuya por completo, sin ningún resquicio en el que tú no puedas entrar, disfrutar y poseer. Quiero que cada centímetro  de mi piel esté dedicado a tu placer.

Quiero ser cada día más puta, más perra, más sumisa, mi Amo, pero necesito que tú me indiques el camino y me lleves. Y por eso te suplico que me vayas haciendo más sumisa, que me ayudes a avanzar en mi sumisión a tus caprichos y a tu autoridad absoluta. Quiero ser más sumisa, mi Amo, pero necesito que me vayas guiando hacia tu absoluta voluntad.

Quiero seguir avanzando, aunque creo que todavía me queda mucho para ser tuya por completo, como tú te mereces, mi Amo,  por lo que te suplico  que me adiestres y me lleves a ese lugar en el que sólo existas tú, en el que yo deje de existir para que sólo viva tu voluntad y tu capricho, para ser de tu propiedad exclusiva y que puedas hacer conmigo lo que te venga en gana.

Un lugar donde  tú puedas ser propietario y Amo, dueño de mí. Ese lugar donde no pensaré jamás porque tus pensamientos y tu placer serán los míos, donde sólo existirás tú porque yo dejaré de existir para convertirme en un animal, en una perra, dedicada exclusivamente a tu placer.  Sólo eso.
Te lo suplico, por favor.
Tu perra,  puta,  sumisa y zorra, que te ama.

2 comentarios:

algamarina dijo...

Exquisito escrito y deseos profundos de una esclava...

Saludos azules desde mis mareas que lo esperan...

Amo A. dijo...

Muchas gracias. Voy a seguir tu blog y lo he enlazado desde este.
Un beso