miércoles, 26 de septiembre de 2012

Excitada, puta, perra y zorra, muy zorra


Te he he desanudado con mimo, dándote besitos por todo el cuerpo mientras te quitaba cada prenda y cuando te he tenido desnuda, te echado sobre la cama, he atado tus manos a los lateras y te he dicho que te voy a dar por fin el placer que hasta ahora te he negado, al prohibir que te masturbes sin mi permiso.
- Por favor, Amo, deja ya que me corra.
- Lo haré, pero no tengas prisa, no seas exigente.
- No puedo más, amor mío. 
- Suplícalo.
- Te lo suplico, por favor.
- ¿Y qué más?
- Tu perra y puta salida te suplica que la dejes correrse como una zorra, Como una puta, como un putón verbenero que es lo que soy.
- Cierto -te he dicho mientras seguía apsçandote el dedo por tu coño.

Despacio, muy despacio, para hacerte gozar. Y sufrir el tenerte en vilo, a punto de correrte, pero sin permitirte llegar. Gozas. Y sufres, es decir, que gozas porque veo en tu cara los espasmos y los gemidos del placer/dolor.
- Te lo suplico Amo -me has insistido. Deja que corra; deja que se corra tu puta perra.

Y he seguido acariciándote despacio, muy despacio. 
- Por favor, Amo. Te lo suplico. deja a tu perra que se corra: deja que me corra como una puta perra que aúlla, como un putón verbenero que suplicas que la hagas cada día más puta, más perra, más zorra.
Y he seguido acariciándote tu coño encharcado pero despacio, muy despacio. Me gusta oírte. Me gusta oír como suplicas, como suplicas como una perra, como una zorra que ansía se tratada como lo que es, como el putón verbenero que siempre has sido.
- Por favor, Amo. Deja que tu puta perra se corra, te lo suplico. No puedo más. Necesito sentir el orgasmos, sentir en mis adentros el ardor del placer; sentirme más puta y zorra. Más usada. 

2 comentarios:

Juli dijo...

Me encantan estas historias, me excitan mucho y aumentan mi deseo de ser sumisa

Amo A. dijo...

Me alegro de que te guste. He visitado tu blog y está muy bien. No te preocupes por esos deseos de sumisión que tienes porque son normales. Pero ten paciencia, tómatelo con calma y elige bien, porque puedes tener una mala experiencia.
Un beso
Antonio.