sábado, 6 de octubre de 2012

La esposa emputecida


Te informo de que tu querida esposa (que me has entregado por su emputecimiento como una buena guarra, como la cerda que ella te ha suplico ser), ya ha aprendido a chuparla  y lamerla como una perfecta puta, como una buena zorra. Se recrea en la suerte y se empalaga de polla al lamerla y lamerla sin que se le cansen las mandíbulas. Todavía queda por limar alguna aspereza, algún movimiento brusco, pero en líneas generales se la puede ya considerar una buena puta mamona.
Atentamente:
Su Amo provisional



PD.- No creo que sea necesario hacerle caso a las  súplicas de la perra para que la llevemos al dentista y le quiten todos los dientes con el fin de que al chupar la polla de sus Amos o clientes, no pueda hacerles daño al rozarla con ellos  ligeramente. Creo que con una debida instrucción y adiestramiento, logrará evitar que un solo diente roce la polla que le folla la boca. Pero de ti depende que le quietemos los dientes o no, como ella suplica reiteradamente.

No hay comentarios: