viernes, 7 de diciembre de 2012

Suplicas caprichosa, que te folle la boca

Lo sabes. Es para que ningún macho tenga dificultades para follarte la boca. Para usarte a su antojo. Lo sabes. Y lo sabes porque el artilugio lo compraste tú el día de nuestro aniversario.

Me lo regalaste de rodillas y me suplicaste que te lo pusiera. Tuve que mirar las instrucciones porque no sabía. En esto tú eres más avanzada, más lanzada y estas a la última de todas las tendencias.
-  Fóllame -me dijiste babeando cuando te lo puse. Fóllate a tu puta

Y me follé tu boca. No tuve más remedio porque si no lo hago te enfadas. Eres una sumisa muy caprichosa y ya no sé qué hacer contigo. Probablemente ponerte el culo rojo con la fusta, pero resulta que cuando me acerco a tocarte el coño lo tienes mojado, chorreando y los jugos te caen por los muslos.

 Te corres cuando te azoto, perra, y eso para ti es un premio. Tendré que administrarte los castigos para que no te emputezcas más porque me llevas a la perdición. So puta.

2 comentarios:

vainillaOsumisa dijo...

jajajaj :-) aveces siendo demandante es la única forma de conseguir azotes

Saludos Señor

vainillaOsumisa dijo...

jajajaaj :D ..me encanto

Saludos Sr Antonio