martes, 1 de enero de 2013

Feliz año nuevo, puta zorra

Has empezado el año como buena sumisa, chupando pollas y lamiendo huevos, que es lo que más te gusta. Te embelesas en ello, te ensimismas y parece como si quisieras que no se te escape ni un milímetro de piel de macho. Te gusta sentir la polla de un buen macho en la boca, mi querida puta sumisa, y te comes sus huevos como si te fuera la vida en ello.

Tus doce campanadas fueron anoche 12 azotes en tu culo, pero creo que ni los notaste porque estabas lamiéndole los huevos al negro que te traje como regalo de Nochevieja. No lo dejaste ni un segundo. Lamías y lamías, chupabas y te comías sus huevos como una posesa. Estabas como ida.

Tuve que arrancarte de él de un empujon porque no había forma de que te soltaras. Estabas enganchada a su polla como una perra en celo, salida. Como una puta zorra que moja su coño en cuanto ve una polla bien puesta.

Porque siempre estás en celo, siempre estás dispuesta para ser usada y para ofrecer el placer a los demás. Gozas siendo el instrumento del gozo de los demás cuando te usan y te utilizan para darse gusto. Eres una puta sumisa excelsa.
Y por eso te amo.

No hay comentarios: