sábado, 12 de enero de 2013

Perra, usada y ofrecida


No es fácil aflorar los deseos de una mujer sumisa porque cada persona es un mundo y cada uno tenemos nuestras fantasías. Varían mucho de una mujer a otra por lo que vas a ciegas si ella no te dice nada. Por lo que he leído del enlace a  tu  blog que me has enviado,  parece que te gusta sentirte puta y zorra, sometida su sojuzgada como una perra salida. Bueno, eso tiene que salir de ti.


A mi me gusta que te ofrezcas, que mojes el coño y me lo digas, que te sientas perras y me lo escribas. Que te sientas puta y te me ofrezcas abierta, expuesta para que te folle y te use. Me gusta oírtelo suplicar, que me lo escribas y me lo pidas. Me gusta sentirte perra ofrecida y puta exhibida para ser follada en cualquier momento y a cualquier era.
 Sólo eso.
Un beso.

No hay comentarios: