jueves, 24 de enero de 2013

Puta y perra enamorada


Quiero que vayamos avanzando, mi Amo, en mi entrega y sumisión a ti para que cuando lleguemos a fin de año pueda mirar atrás y sentirme orgullosa de haber avanzado en mi entrega. Quiero estar muy orgullosa de haberme entregado cada día más y ser más puta, más zorra, más sumisa y más perra.
Quiero que lleguemos a final de año para  despedirlo  como tu puta y sumisa zorra  y empezarlo  también siéndolo. Porque no creo que exista mayor felicidad para mí pues  eso significará que te sigo perteneciendo y que seguiré siendo tuyo un año más. 365 días más para amarte, entregarme a ti y ser tuya, de tu propiedad. Para que me sigas adiestrando en tu placer y vaya avanzando en mi sumisión a ti.

Porque quiero decirte, una vez más, que te amo, que me muero por consentirte, por ser tuya para paladear tu poder absoluto sobre mí hasta el punto de hacerme una puta zorra y sumisa feliz. Y para suplicarte que  me lleves a la perdición, que me destruyas para crearme de nuevo a tu imagen y semejanza. Quiero que seas mi perdición, que me pierdas y me encuentres en tu más sumisa esclava y puta, que te ama sin límites en un amor total y absoluto.

Te suplico que me desmontes pieza a pieza para construirme de nuevo como un espejo tuyo, para que estés en mí y sólo piense por ti lo que tú piensas. Ábreme en canal y vacíame para llenarme de ti, de tus caprichos, de tus deseos y de tu voluntad, que ya será la mía. Te suplico que me lleves a la total perdición, a que lo pierda todo porque no quiero tener nada mio que no sea mi más firme convicción, ansia y anhelo de ser tuya, de pertenecerte, de paladear el placer de mi esclavitud a ti y de ser tu más puta y sumisa zorra.

Quiero que me lleves a la perdición y que ya sólo pueda vivir siendo tu puta sumisa, adorándote y siguiéndote hasta en tus más duros caprichos. Te suplico que me lleves a la perdición, que seas duro, severo y estricto, aunque cariñoso. Y que me des la vida al ser de verdad tu esclava porque sólo vivo en ti y no quiero ser libre pues odio esa libertad que me aleja de ti.

Quiero y te suplico, que seas severo, estricto y duro, pero cariñoso, como realmente tú ya eres. Que me domines sin levantar la voz, mandándome como en un susurro (como ya haces), porque tú no necesitas nada más para rendirme pues tu poder emana de ti de forma natural porque sabes que vas a ser obedecido en el acto por una puta que te suplica que aceleres su emputecimiento.

Quiero que seas egoísta, caprichoso y sólo busques tu placer, aún a costa de mi dignidad, porque esa es la mayor dignidad que puedo tener ante ti. Ser humillada por ti es un placer exquisito que muy pocos pueden paladear. Y estar en castidad absoluta mientras tu follas con otras, un acto de amor total hacia ti que me llena de placer, justicia y sosiego.

Quiero que me lleves a la más absoluta perdición  para encontrarme en ti y ser yo de verdad al rendirme ante tu absoluto poder sobre mi porque no quiero ser nada, excepto tu más sumisa y puta esclava, a tu imagen y semejanza. El espejo de tu poder, tu capricho y tu libre albedrío. Porque perderse por ti es encontrarse. Encontrarse en la felicidad real de un amor total y absoluto.

No hay comentarios: