lunes, 18 de marzo de 2013

Al fin lo has conseguido, mi querida puta y zorra

Sí, al fin lo has conseguido. Ya estás en la situación que tanto te gusta, mi querida puta, aunque no te imaginaras que podría atarte de esta forma. He aprendido mucho gracias a ti. Gracias al libro de bondage que me regalaste por nuestro aniversario.

Fíjate, a mi que nunca me ha gustado el bondage (el bondasss, como dices tú en plan fino), ya me gusta. Has conseguido que me guste mucho.  Muchísimo. Porque me encanta dejarte así atada mientras bajo a comprar el periódico. O mientras me voy con mis amigos a tomar cervezas.

O a visitar a tu mejor amiga (que no sabe que eres una puta zorra), y que da la casualidad que  está enamorada de mi. Eso me dijiste. Eso sospechas. Creo que mientras tú estás en "bongasss", voy a visitar a tu mejor amiga. Me parece un trato justo.

Y espero que en esa postura pienses en ello, sufras un poquito de celos y aprendas que yo soy el que decide qué se hace en cada momento, mi querida puta y zorra sumisa. Espero que te sirva de lección.

Cuando vuelva de casa de tu mejor amiga meteré mi polla en tu boca, en esa postura que tienes, y sabrás por su sabor y olor qué he hecho con ella. O qué no. ¿No es divertido, cielo?

No hay comentarios: