domingo, 6 de marzo de 2016

Aprendiendo a ser tu perra (3)

De nuevo oí sus pasos acercándose, me ató las manos al cabezal de la cama y comenzó a jugar con las pinzas, moviéndolas en círculos .. o eso creo, no le vi pero sentía su respiración muy cerca.

- Anda pero si es una verdadera perrita, que buena, obedece en todo. Sacó mis bragas de la boca y me las metió por completo en mi coño. Ahora era su polla la que estaba rozando mis labios. Dame placer, aquí tienes tu regalo, la polla de tu amo, espero que sepas darme el placer que me merezco por tratarte así, por tener el privilegio de que te cuide y te adiestre como la mas grande de las putas, como la zorra mas zorra ... Hoy no te vas a ir sin follar, te va a ir caliente, porque quiero que estés caliente, caliente día y noche, con tu coño chorreando, puta, mi puta... asi harás lo que yo quiera , y tal vez te deje correrte...

Comencé a chuparle la polla, como una loca, son mi lengua, con mi boca mientras el seguía jugando con las pinzas, no tenia dolor, sentía un gran placer, el que el me daba , el sentirme asi , el ser suya ya era mi regalo, mi placer, mi gusto... mi caderas le llamaban, le pedían, y el seguía ahí en mi boca, con su polla dura, caliente, jugando, conmigo , era su juguete.. y me gustaba serlo.

Su respiración se aceleraba cada vez mas, y la mia.. hasta que un gran chorro de semen inundo mi boca, mi garganta, ya tenia su leche mi alimento. Se apartó, me quito las pinzas y me ordeno que me vistiese después de que oyera cerrarse la puerta. lleva las bragas en tu coño hasta que
llegues a casa. Me vestí presurosa , vi un nuevo sobre en el aparador.

- Vete a casa y espera nuevas ordenes.

No hay comentarios: